Derecho de repetición de las compañías de seguros

Derecho de repetición de las compañías de seguros

A la hora de contratar un seguro de automóviles, nuestro agente de seguros nos solicita una serie de documentos y nos realiza unas preguntas como: ¿Quién es el propietario, el tomador o el conductor?

Pensamos que esos datos son necesarios para tarificar y que nos dé un precio. Pero es de gran importancia saber qué tipo de responsabilidad pueden tener estas personas que designamos en la póliza o contrato de seguro.

Esa responsabilidad, la podemos ver por ejemplo, sí tenemos un accidente, que hemos provocado nosotros, y damos positivo en el control de alcoholemia. Aquí es donde tenemos que conocer el derecho que tienen las compañías de seguros: Derecho de repetición.

La ley es clara en este sentido: El artículo 10 de la Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de vehículos a motor, establece que “el asegurador, una vez efectuado el pago de la indemnización, podrá repetir:

  • Contra el conductor, el propietario del vehículo causante y el asegurado, si el daño causado fuera debido a la conducta dolosa de cualquiera de ellos o a la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.
  • Contra el tomador del seguro o asegurado, por las causas previstas en la Ley 50/1980, y conforme a lo previsto en el contrato, en el caso de conducción del vehículo por quien carezca del permiso de conducir.

¿Tenemos claro qué es el derecho de repetición?

Es el derecho que tienen las compañías y mutuas de seguros por la que pueden ejercitar acciones por las que reclamen la cantidades oportunas que hayan abonado al perjudicado de un accidente de circulación, siempre que se reúnan uno determinados requisitos y contra unas personas concretas.

¿La compañía de seguros puede ir contra cualquier persona identificada en el seguro?

Si, ya que es responsabilidad solidaria, y puede ir en contra de cualquiera de ellas o incluso contra todos.

¿Qué requisitos debe haber para que la compañía pueda hacer uso del derecho de repetición?

La compañía en la póliza de seguro, ha de excluir determinados hechos expresamente, en las coberturas de Responsabilidad Civil Voluntaria, y nunca en Responsabilidad Obligatoria.

A modo de ejemplo de clausulas exclusivas, puede ser “los daños producidos por el conductor se encuentre en estado de embriaguez”, o por ejemplo “cuando la prueba de alcoholemia practicada después de un siniestro indique una tasa superior a la permitida para cada tipo de vehículo”.

Por todo ello, a la hora de realizar una póliza es fácil hoy en día con los medios que disponemos en la actualidad y pensamos solamente en el precio que sea lo mas barato, jugando con las inclusiones de distintas personas en las pólizas. Pero nunca hay que olvidar que se está realizando un contrato, y por tanto, conlleva derechos pero sobre todo obligaciones. Como cualquier contrato que se firma, es recomendable asesorarse con profesionales como es un agente de seguros, para que le pueda informar de los costes que conlleva indicar quién va a ser el tomador, propietario y conductor. Pero ya no solo por costes económicos a la hora de calcular la prima anual del seguro, sino también por las responsabilidades que tendrán y por tanto, las consecuencias jurídicas en caso de un siniestro de estas características.

No Comments

Post A Comment

Suscríbete y estarás al día de todo lo que afecta a tu negocio

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This