Partición de una herencia

Partición de una herencia

Después de pasar por la situación tan dura de la muerte de un ser querido, iniciar el proceso de herencia, llegará un momento que se tenga que partir los bienes inventariados de la persona fallecida.

Mientras la herencia aún no ha sido partida, esta en un tiempo de espera, puede llegar a dar conflictos en los herederos y es el propio Código Civil en su artículo 1051 establece que ninguno de los coherederos estará obligado a permanecer en la indivisión de la herencia.

Por tanto, tomando como base este artículo, se contempla que el legislador español no le gusta que una herencia se encuentre sin partir y permite a cualquier coheredero solicitar la partición.

¿Quién está facultado para solicitar la partición de la herencia?

  • En primer lugar, y de forma general, los herederos siempre que tengan libre administración y disposición de sus bienes.
  • En segungo lugar, los legatarios de parte alícuota.
  • En tercer lugar, aunque no exento de polémica, son los cesionarios de un heredero.

¿Pero si existen acreedores en la herencia?

Con la reforma que se practicó en la Ley de Enjuiciamiento Civil no se reflejó que los acreedores puedan estar legitimados para iniciar el procedimiento judicial de la división de herencia, salvo en algún supuesto. Pero esto no quiere decir que se encuentren desprotegidos. Asi, por ejemplo, se encuentran facultados los acreedores reconocidos a oponerse a que se lleve a cabo la partición de la herencia hasta que se les pague su deuda.

También los acreedores podrán vigilar las partición de la herencia para evitar posibles fraudes o perjuicios en su crédito.

¿Qué requisitos son necesarios para pedir la partición de la herencia?

Ha de estar legitimado y tener capacidad de obrar, y si no la tuviera ha de encontrarse representado por una persona que la tenga. Por tanto, deben tener libre administración y disposición de sus bienes.

¿Existen limitaciones para pedir la partición de la herencia?

Si, como viene establecido en el Código Civil, ya que puede ser que, entre otras y centrándonos en la más importante:
Es el caso que el testador haya prohibido expresamente la división. Pero ésta prohibición también tiene sus limitaciones como que aquella prohibición tuviera un plazo, cuando se haya conseguido el fin que perseguía el testador, que se pierdan los bienes, también por la muerte de alguno de los herederos, por insolvencia de algún comunero y que el acreedor de uno de ellos pida el embargo y remate de su parte, por voluntad de algún heredero siempre y cuando no haya establecido un plazo el testador, y por último en caso que exista un motivo justo.

No Comments

Post A Comment

Suscríbete y estarás al día de todo lo que afecta a tu negocio

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This